viernes, 16 de marzo de 2012

IV Carrera Viña del Ajo

Por Belén Díez Camacho


Localidad: Muñoveros, Segovia
Distancia: 13,6 km
Desnivel acumulado: 600 m
Organización: Asociación La Fragua de Muñoveros

El pasado 11 de marzo, mi amigo Mario y yo participamos en esta carrerita de montaña “light”/trail organizada con gran ilusión y esfuerzo por la Asociación La Fragua de Muñoveros. La carrera Viña del Ajo forma parte del Ciruito de Carreras Pedestres de Segovia, que consta de nueve pruebas. Los casi 14 km de recorrido transcurren por caminos y pistas de esa localidad segoviana. El circuito nos permite conocer zonas de monte y pinar, la ribera del río Cega, campos de cereal y nos ofrece unas vistas fantásticas conforme ascendemos a las partes más altas. Los primeros cuatro kilómetros son llanos y se siguen de una subida con toboganes, bastante rompepiernas, de seis kilómetros, para concluir con otros tres kilómetros largos de llaneo y bajada hacia el pueblo.

La carrera me serviría de prueba para la siguiente competición que tengo programada dentro de unas semanas, así que salí bastante fuerte, casi en el grupo de cabeza, hasta que entré en razón y reduje ligeramente el ritmo. Aún así, piqué el km 4 en 16 min escasos y, justo antes de afrontar el tramo de subida continua, me adelantó Eleanor, la veterana que, a la postre, se clasificaría primera en la prueba. Debo decir que había oído hablar de ella y leído su nombre en los resultados de algunas carreras y tenía curiosidad por medirme con esta gran corredora.

Intenté no aflojar y mantenerme cerca de ella, pero logró aventajarme en unos 20 m en esa larga subida. Poco a poco me fuí entonando, las sensaciones eran inusuales, todo encajaba, y sentí que podía competir al límite sin que el sufrimiento fuera excesivo.

Hacia el km 10 la distancia con Eleanor se había reducido a unos 10 metros, pero no me atreví a atacar porque aún quedaba un rato hasta meta. En una o dos ocasiones me dio la sensación que un corredor me obstaculizaba cuando intentaba apretar o atacar, pero no tengo forma de confirmarlo ni demostrarlo. Total, que esos casi 4 km finales fueron rápidos rozando la agonía, sospecho que por debajo de 4 min/km, y me hicieron llegar a meta en 1 h pelada a pocos segundos de la ganadora de la prueba. Terminé muy contenta, tanto por el ritmo (4’15”/km, cuando en el Trofeo Paris, bastante más llano, fuí a 4’11”) como por las sensaciones y la comodidad con la que afronté la competición.


Segunda en la general femenina, 
agraciada con un lomo y un vale de 50€ en material deportivo


En meta, las viandas preparadas por la organización para deleite de la concurrencia superaron con creces nuestras expectativas. Sopas de ajo, bollitos, porrones con vino, bocatas de jamón con pan tumaca, isotónicas… En fin, aquello parecía Euskadi y no Segovia, con todos mis respetos.

Creo que es una carrera para repetir año tras año, tanto por el bonito y disfrutón recorrido, como por la atención a los participantes y el interés que pone la asociación La Fragua por revitalizar el pueblo. ¡Viva Muñoveros! ¡Viva La Fragua!

PD No os perdáis Muñosound y las jornadas de matanza en Muñoveros. ¡Prometen!



Image Hosted by ImageShack.us¡¡¡Enhorabuena!!!

2 comentarios:

  1. Grande Belén, mi más sincera ENHORABUENA.
    BSS.

    ResponderEliminar
  2. Bonita cronica, pero no te preocupes con eso de que te intentaban obstaculizar, que veras como pronto no habra quien se te ponga delante ánimo.

    ResponderEliminar